Zarza

Zarza – Rubus Fructicosus

Rosaceae – corteza del seto, moras silvestres, moras de zorro.

Descripción

Arbusto espinoso de la familia de las Rosáceas que crece hasta 4 metros de altura. Sus flores son blancas o rosadas, con 5 pétalos. El fruto está compuesto por varios pequeños drupas de color púrpura o negro, cada uno con una semilla en su interior. Dioscorides ya había recomendado sus hojas para el tratamiento de las hemorroides. Sus frutos han sido utilizados desde la antigüedad en la alimentación humana y son una excelente delicia natural para niños y adultos. Existen alrededor de un centenar de especies de zarzas y muchas otras variedades, todas con las mismas propiedades.

Hábitat

Extendida por toda Europa, a lo largo de las carreteras, en las costas y en las fronteras. Se naturalizó en el continente americano. Partes utilizadas: hojas, tallos tiernos y frutos (moras).

Propiedades e indicaciones

Las hojas tiernas y los brotes contienen abundantes taninos que los hacen astringentes y hemostáticos. Los frutos también contienen taninos, carbohidratos (glucosa y levulosa), provitamina A, vitamina C y ácidos orgánicos (cítricos, lácticos, succínicos, oxálicos, salicílicos). Estas son sus instrucciones:

Hemorroides: la decocción de hojas y brotes de zarzamora se aplica localmente en baños de asedio o compresas, para desinflamar y evitar que sangren.

Diarrea, gastroenteritis y colitis, debido a su notable efecto astringente. Las hojas y los brotes son algo más que frutos, pero suelen consumirse juntos para mejorar sus efectos y disfrutar del sabor de la fruta. En el caso de los niños y niñas con diarrea, el zumo de zarzamora se administra con cucharas de té o con jarabe que lo contiene.

Enfermedades febriles: el zumo de frutas (moras) es refrescante y tonificante, por lo que es muy adecuado para personas febriles o debilitadas.

Trastornos orofaríngeos: La decocción de hojas y brotes, así como de brotes y frutos tiernos, tiene un efecto beneficioso sobre las heridas orales, la gingivitis (inflamación de las encías), la estomatitis (inflamación de la mucosa oral), la faringitis y la angina.

Heridas, úlceras cutáneas y úlceras furunculadas: se aplican lavados o compresas con decocción, o cataplasmas con hojas aplastadas en mortero. Ayudan a sanar y a sanar.

Uso del sistema

Decocción de 30-50 grs de brotes tiernos y/o hojas en un litro de agua, durante 5-10 minutos; beber hasta 3 tazas al día. Los tiernos brotes de primavera se pueden consumir directamente, y también ejercen una acción curativa al contacto con la mucosa oral. El zumo de zarzamora es mejor tomarlo fresco, de 1 a 3 vasos al día. En almíbar, que se prepara añadiendo el doble de su peso en azúcar al zumo, si es posible azúcar entera (morena), calentándolo al fuego hasta que se disuelva por completo, el zumo de zarzamoras o jarabe, se suele mezclar con la decocción para potenciar su efecto y mejorar su sabor.

Externamente, decocción más concentrada (50-80 grs por litro) que para uso interno, que se aplica en compresas, baños de asedio, enjuagues y gárgaras. Cataplasmas con hojas trituradas en un mortero que se aplica sobre la piel afectada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *