Pulmonaria

Pulmón – Pulmonaria officinalis

Borraginées – Hierba de pulmón, Hierba de leche de Notre-Dame

Descripción

Planta perenne que crece a partir de un rizoma que atraviesa el subsuelo a poca profundidad y desde el cual crece un tallo florido de hasta treinta centímetros de altura.

Después de la floración, en la base de la planta se desarrollan grandes hojas que, además de su tamaño, se distinguen por una serie de manchas blanquecinas en su superficie, de disposición y tamaño irregulares. Las hojas del tallo son de menor tamaño, pero conservan estas manchas características.

Floración

Florece en primavera. Las flores están dispuestas en la parte superior del tallo, de forma tubular y de color rojizo, lo que puede dar lugar a un tono azulado. La recolección se realiza en el estilo, cuando se recoge toda la planta -tanto el tallo como las hojas- dividiéndola en pequeños trozos y secándola a la sombra y al sol; y siempre es preferible hacerlo lo más pronto posible.

Propiedades

Posee una gran cantidad de taninos, cuya proporción, en algunos casos, supera el 10%, lo que le confiere propiedades astringentes. También contiene una cantidad significativa de mucílago, así como alantoína, ya que son responsables de su carácter emoliente. Pero se utiliza principalmente en el tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias, como la bronquitis, la tos…, de ahí su nombre popular y científico.

Estas propiedades se deben a una saponina que actúa diluyendo las secreciones mucosas y facilitando así la secreción de esputo. Pero a pesar de esta saponina su uso está aún en discusión, ya que pueden aparecer mejorías con las que es difícil observar una curación completa; por esta razón, en la actualidad, el uso de la saponina pulmonar no está muy extendido y es preferible utilizar otras plantas con reconocidos méritos y virtudes contra estas enfermedades.

También contiene ácido silícico, que es soluble y cuya proporción en la planta aumenta a partir de abril, alcanzando su punto álgido en agosto, que coincide con el momento de la cosecha. La ceniza pulmonar contiene sales de potasio y calcio.

Decocción: Añadir 20 gramos de hojas y tallos de la planta previamente secada, llevando la temperatura a ebullición. Esta temperatura debe mantenerse durante cinco minutos, después de los cuales debe realizarse la filtración; el líquido resultante puede administrarse en tres o cuatro dosis durante el día. Esto permite calmar la tos y tratar las enfermedades respiratorias.

Empleo

Se utiliza en infusión o decocción: de 40 g a 50 g por litro de agua en los trastornos torácicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *