Remedios para el pie de atleta

Médicamente conocido como tinea pedis, es una infección por hongos que ataca especialmente  los pies, pero puede extenderse a la ingle, las manos y otras zonas del cuerpo. Es una afección que puede durar poco o mucho tiempo y puede reaparecer después de su tratamiento. Por ello es necesario aplicar remedios para el pie de atleta realmente efectivos y a tiempo.

Estos hongos proliferan en áreas cálidas y húmedas, son bastante contagiosos y pueden transmitirse por el contacto directo o con objetos contaminados como zapatos, duchas, piscinas y alfombras.

Los síntomas del pie de atleta son:


  • Picor bastante molesto
  • Sensación de ardor y quemazón en la piel afectada
  • Formación de ampollas de agua
  • Resequedad y descamación en la piel
  • Mal olor
  • Fisuras con dolor intenso

 

Remedios para el pie de atleta de origen natural


1. Aloe vera:

Tomar la penca de una mata de sábila, extraer el gel que interior de la misma y untar dos o tres veces al día en la zona afectada.

2. Lavado con vinagre

En un recipiente lo suficientemente grande como para introducir los pies, colocar dos litros de agua bien caliente y medio litro de vinagre.

También resulta conveniente desinfectar las medias, el baño, la ducha, la bañera, la ducha para evitar un nuevo contagio.

3. Yogurt natural

Los cultivos de bacterias activas presentes en el yogurt lácteo, son excelentes para luchar contra los hongos e infecciones bacterianas.

Se unta un yogur natural la zona afectada, se deja por 1 hora y luego se enjuaga con agua.  Combinar este remedio de aplicación con el consumo de  un yogur al día puede reforzar la sanación, preferiblemente en ayunas.

4. Orina

Se recoge la primera orina de la mañana y se introducen los pies en esta por espacio de 5 minutos, luego lavarlos.

5. Cataplasma de ajo

Se prepara usando 1 diente de ajo, 1 cucharada de llantén y aceite de oliva o almendras.

Se machaca el ajo en un mortero, se agregan las hojas frescas de llantén, luego se aplica esta mezcla directamente sobre la zona afectada y se recubre con un trapo o gasa.  Se deja actuar durante una hora.  Por último, se lava y se aplica el aceite de almendra o de oliva.

6. Solución salina

Por cada medio litro de agua se agregan dos cucharadas de sal, el agua debe estar tibia, se deben sumergir los pies en esta solución por 10 minutos, se secan al aire por y se venda cada pie con una gasa, se pone una media y deja toda la noche. La solución salina produce una atmósfera que no propicia para la proliferación del hongo y ayuda a reducir la excesiva sudoración.

Además de estos remedios para el pie de atleta, se pueden seguir una serie de recomendaciones para evitar la proliferación de  esta desagradable afección.

Recomendaciones


  • Usar zapatos abiertos de vez en cuando, si solo usa zapatos cerrados usar talco o algo que evite la sudoración excesiva
  • Secar bien los pies luego del baño
  • Nunca usar zapatos mojados
  • Mantener una higiene adecuada en los pies y uñas
  • Curar efectivamente cualquier lesión en la piel o las uñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *