Milenrama

Milenrama – Achillea millefolium

Compuestos – Hierba de carpintero, hierba cortada, hierba de Aquiles, hierba de soldado.

Descripción

Planta herbácea cuyo ciclo de vida se extiende a lo largo de más de un año, ya que de su raíz -transformada en rizoma- emergen varios tallos que se apoyan en el suelo, a veces de más de 40 cm de altura, cuando las condiciones de desarrollo son favorables para su perfecto crecimiento. Los tallos están cubiertos con una serie de pelos que los cubren casi por completo, dándoles un matiz algo rojizo y blanquecino. En las primeras etapas de crecimiento son más bien tallos enrollados y posteriormente adquieren una consistencia más robusta. Las hojas son laminares y tienen dientes muy profundos.

Historia de la milenrama

Cuenta la leyenda mitológica que Aquiles, siguiendo los consejos del centauro Chirone, experto en arte, ciencia y medicina, usó milenrama para tratar y curar las heridas de su amigo Josefo y de todos sus soldados durante la Guerra de Troya.

La leyenda tiene una base de verdad porque la planta siempre ha sido considerada como una planta medicinal de excelencia, conocida y utilizada a lo largo de los siglos por sus propias propiedades curativas. El jugo fresco de la planta, de hecho, aplicado a las heridas actúa como desinfectante y antihemorrágico. En la medicina moderna, el extracto de plantas todavía se utiliza hoy en día debido a su poder coagulante. Conscientes de sus cualidades, los agricultores solían llevar consigo tallos de milenrama para tenerlos a su disposición en caso de lesiones leves en el trabajo.

En el pasado, la milenrama se recolectaba en formas muy limitadas para la preparación de tés de hierbas, cuyo valor curativo era reconocido. La cosecha de esta planta fue de hecho en oposición a la cosecha de la nuez moscada de milenrama, para la cual existía la posibilidad de una comercialización limitada pero significativa para los escasos presupuestos familiares. La milenrama de nuez moscada, más aromática, se consideraba la planta con propiedades curativas y digestivas específicas, mientras que las propiedades de la milenrama de millefolium, no explotables comercialmente, eran desconocidas. A diferencia de la milenrama de nuez moscada, esta milenrama se llamaba ivona (porque era más grande) o iva matta.

En cambio, se está produciendo una curiosa inversión del juicio. La difusión más amplia del conocimiento científico sobre las plantas, a través de folletos, publicaciones científicas y cursos especiales, ha puesto de manifiesto hasta qué punto el millefolio de la milenrama tiene más propiedades curativas, mientras que las propiedades de la milenrama moscada de la milenrama son, sobre todo, aromáticas. También hay que tener en cuenta que un consumo elevado de moscatel de milenrama puede reducir excesivamente la presión.

La milenrama se utiliza como una infusión de hierbas con propiedades calmantes. También se utiliza para hacer envolturas, contra las hemorroides. La difusión de la planta es amplia. A diferencia de moscata, no está protegida y no ha sido incluida en la lista de plantas medicinales. Las partes utilizadas son flores y partes aéreas que se secan y luego se consumen en forma de infusión. La planta alcanza una altura superior a la de la carretilla y es más robusta, por lo que la cosecha es menos crítica que la de la nuez moscada.

Al igual que con otras plantas de uso local, la difusión del uso de esta especie está vinculada no sólo a la transmisión de conocimientos dentro de redes familiares o amistosas, sino también a la difusión de publicaciones sobre el uso de plantas medicinales y conocimientos tradicionales. Es precisamente este tráfico el que ha incrementado el uso local del millefolio de milenrama en los últimos tiempos.

La floración tiene lugar durante los meses de verano, dando lugar a flores muy pequeñas que se disponen en forma de cogollos, dispuestos alternativamente en la parte terminal del tallo, de forma que todos estén a la misma altura, sin que ninguno de ellos exceda.

Las cabezas de las flores están compuestas de dos tipos de flores: las flores externas, que tienen laúdes que las hacen similares a los pétalos de las flores convencionales que no hay que confundir con ellas, y las flores internas, que carecen de lígulas y tienen cinco dientes en su borde externo.

Su color es blanquecino aunque en raras ocasiones presentan una cierta coloración sonrosada. En época de cosecha, es necesario elegir el punto máximo de floración, justo en el momento de la floración, secando el producto cosechado lo más rápidamente posible; el proceso es más favorable si se realiza en condiciones en las que el sol no afecte directamente a la parte que se desea secar.

La reproducción se realiza mediante siembra de semillas, aunque también es posible hacerlo utilizando porciones de rizomas.

La parte superior floral contiene pocos taninos, pero suficientes para darle propiedades curativas, muy útil en caso de heridas, quemaduras, úlceras y heridas. Contiene acuicilina, azuleno y lactosa, gracias a lo cual posee una actividad antiinflamatoria, que refuerza considerablemente su actividad cicatrizante y la hace muy interesante en el tratamiento de las hemorroides. Es muy rica en flavonoides, los cuales son responsables del uso principal de esta planta como antiespasmódico, utilizado en procesos que trabajan con espasmos digestivos. También tiene propiedades diuréticas, coleréticas, hemostáticas y antipiréticas, por lo que se utiliza en casos de dismenorrea e insuficiencia hepática.

  1. Infusión: se infunden 20 gramos de flores en un litro de agua durante un cuarto de hora. Esta preparación puede tomarse a razón de trescientos mililitros por día.
  2. Jugo de planta fresco: Usado externamente para combatir eficazmente las úlceras y hemorroides.
  • Planta en polvo: 2 gramos de planta seca, que se puede tomar tres veces al día.

Empleo actual

Las luminarias se utilizan en la composición del té suizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *