Lúpulo

Lúpulo – Humulus lupulus

Ulmates

Descripción

Planta trepadora, de ciclo vivo, cuyos tallos están enrollados, siempre girando a la derecha. Desde la Edad Media, se le ha añadido a la cerveza, dándole su típico aroma y sabor amargo. Por otro lado, promueve la mejor conservación de los mismos. Se desarrolla a lo largo de las orillas de los ríos y en general en cualquier lugar donde la humedad es abundante.

Las hojas tienen de tres a cinco lóbulos. Es una planta dioica, es decir, las flores masculinas están separadas de las femeninas, las primeras están dispuestas en ramos y no son muy llamativas, las flores femeninas están protegidas por una serie de brácteas y rodeadas de formaciones glandulares de color amarillo dorado llamadas lupulinas y se desarrollan preferiblemente en las ramas jóvenes de la temporada pasada. Esta lupulina es el producto utilizado en la elaboración de la cerveza.

Floración

La floración tiene lugar durante los meses de verano y continúa hasta la cosecha en otoño. El secado deberá efectuarse a una temperatura inferior a 55 °C y almacenarse en recipientes de vidrio o estaño herméticamente cerrados, alejados de la luz; podrán almacenarse durante un año como máximo.

Contiene una esencia rica en humuleno, mirceno, cannabeno y ésteres de valeriana de borneol, responsables de su acción sedante, hipnótica y espasmolítica, por lo que se utiliza en alteraciones neurovegetativas como taquicardias, migrañas e insomnio. También contiene principios ketofenólicos amargos, como la humulona y la lupulona, que le confieren una acción aperitiva y antiséptica, y se utiliza comúnmente en casos de neuralgia e inapetencia.

Contiene flavonoides en su composición que ejercen una acción diurética moderada para tratar ciertos casos de edema. Esta planta también puede ser utilizada como analgésico, aplicado tópicamente en áreas afectadas por problemas reumáticos.

Infusión: se añaden 25 gramos de inflorescencias femeninas a un litro de agua, preparando una infusión que debe dejarse en contacto durante al menos diez minutos. El líquido obtenido se puede tomar en una taza, a razón de tres por día.

Maceración: Se añaden 40 gramos de lupulina a un litro de agua, se dejan reposar y se maceran durante un día completo; el líquido resultante se puede beber hasta tres tazas al día.

Infusión para uso externo: Se prepara añadiendo 45 gramos de la planta a un litro de agua preparada para infusión. El líquido se utiliza en los baños. Para aliviar el dolor es aconsejable prepararlo en compresas o en forma de cataplasmas.

Empleo

Infusión antiescrotica y antiparasitaria. 30 g por litro de agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes