Remedios para la fibromialgia | Contrarresta su dolor de forma Natural

Muchas veces se puede llegar a confundir la fibromialgia con algún tipo de artritis, ya que afecta a los músculos y produce grandes incomodidades en las articulaciones, pero sin causar inflamaciones en estos. Es una enfermedad que afecta al 4% de la población, en especial a las mujeres que se encuentran en la edad de los 40 y los 50 años. Este padecimiento se puede tratar de muchas maneras, pero existen algunos remedios para fibromialgia caseros que pueden resultar bastante efectivos.

Causas de la fibromialgia


remedios caseros para tratar la fibromialgiaEsta es una enfermedad crónica, que se encuentra asociada a otros problemas de salud, como lo son la depresión, la rigidez muscular, el cansancio, ansiedad, una mala calidad de sueño y dolores en diversos puntos del cuerpo.

Las causas principales de porque se produce esta patología, no son descubiertas aun, aun así existen ciertas evidencias médicas que muestran una relación en cuanto al mecanismo, y por tanto podrían llegar a ser una derivación de la misma:

 

  • El desequilibrio del sistema nervioso en cuanto a los neurotransmisores.
  • Una alteración en los niveles de algunas de las sustancias que son responsables de los procesos neuroquímicos.
  • La disfunción del flujo sanguíneo en diversas estructuras cerebrales.
  • Una predisposición genética.

3 Remedios para fibromialgia caseros


Las plantas y hierbas que tienen propiedades relajantes para los músculos, son definitivamente una de las más recomendadas para poder tratar de forma casera con este problema en los músculos y las articulaciones. Algunas recetas muy buenas son:

1. Infusión de tomillo

Se debe preparar un té con dos cucharadas pequeñas de tomillo seco diluidas en medio litro de agua tibia. La mejor manera de que esto funcione, es tomando una taza por la mañana y  otra en cualquier momento del día que a la persona le apetezca, o simplemente en el momento en que los dolores aparezcan nuevamente, normalmente por las tardes luego de hacer los quehaceres.

Otra forma de usar el tomillo como remedio para esta enfermedad, es usar la misma infusión para llenar la tina de baño, esta debe estar bien caliente. El enfermo deberá sumergirse durante 20 minutos o hasta que sienta un gran alivio en el cuerpo.

2. Vinagre de manzana

Un buen tratamiento casero es mojar un paño o un trozo de tela suave en vinagre de manzana, y luego pasar el mismo por la zona que se encuentra afectada por los dolores. Se debe dejar secar el vinagre, para que penetre bien en la piel y consiga aliviar todo el malestar y la incomodidad.

3. Corteza de sauce

En dos tazas de agua hervida, se diluye un trozo de corteza seca de sauce, la cual se puede conseguir en las tiendas naturistas. Se debe beber entre dos o tres tazas al día, pero la primera debe ser siempre en el desayuno. El sauce tiene un compuesto llamado salicina, el mismo que tienen muchos analgésicos, por tanto ayudara a reducir el dolor.

Además de estas infusiones, es importante mantener una vida activa, realizar ejercicios como el yoga también pueden ser de mucha ayuda, pero especialmente mantenerse siempre en contacto con un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *