¿Cómo hacer un Kvass de remolacha?

HACER UN TÓNICO MEDICINAL CON POTENTES PROPIEDADES DESINTOXICANTES Y REGULADORAS

Desintoxicar su cuerpo es una buena manera de enjuagar su sistema de toxinas dañinas y tener un buen comienzo en su propio plan de consumo.

Puede que haya visto la palabra «remolacha kvass» con más frecuencia y se pregunte qué es. Es un poderoso tónico medicinal que es una bebida tradicional de Europa del Este que originalmente se hacía fermentando pan rancio. El resultado es un tónico rico y espumoso con un sabor distintivo y múltiples beneficios para la salud.

La clave de la potencia de este tónico es la inclusión de la remolacha roja. La remolacha roja es un alimento muy nutritivo que puede ser utilizado en una variedad de remedios naturales. Son buenos para limpiar sus órganos de desintoxicación – su hígado y riñones. La remolacha es beneficiosa para promover la regularidad y mejorar la digestión.

El kvass es originario de Rusia, donde a menudo se elabora a partir de pan de centeno añejo. Como con la mayoría de los alimentos o bebidas, kvass se prepara de diferentes maneras en diferentes regiones. En Ucrania, se ha convertido en una tradición popular mantener una botella de kvas de remolacha en casa. La remolacha kvass se utiliza comúnmente en sopas, borscht y aderezos para ensaladas.

Beneficios para la salud de la remolacha Kvass

Cuando la remolacha roja se transforma en kvass por fermentación, el proceso aumenta significativamente su valor nutricional, a la vez que proporciona un fuerte apoyo intestinal mediante la adición de bacterias probióticas saludables y enzimas que promueven la salud intestinal. Ayuda a su cuerpo a absorber eficazmente los nutrientes de los alimentos que consume.

Una dosis de 12 cl de kvass de remolacha dos veces al día hace un excelente tónico sanguíneo, facilita la digestión, promueve la regularidad, alcaliniza la sangre, limpia el hígado, y es un buen tratamiento para los cálculos renales y muchas otras dolencias comunes.

KVASS DE REMOLACHA: LA RECETA

Hacer tu propio kvas de remolacha es muy sencillo. El proceso sólo durará unos minutos, pero tendrás que dejar que el tónico fermente durante unos días. La siguiente receta debe dar seis porciones de kvass de remolacha.

Ingredientes

  • 4 remolachas rojas orgánicas
  • 1 cucharada de sal del Himalaya
  • Agua purificada (previamente hervida)
  • Sabores opcionales: limón, naranja, jengibre o especias
  • Frascos de vidrio herméticamente cerrados (1 o 2 litros)

Preparación

  • Empieza por lavar las remolachas. Puedes dejar la piel puesta.
  • Cortar las remolachas en cubos pequeños (no demasiados) y colocarlos en el fondo del frasco de vidrio.
  • Llene la maceta con agua filtrada y deje al menos 3 cm de espacio en la parte superior de la maceta. Añadir la sal y los sabores deseados.
  • Cubra la parte superior del frasco con un paño, una toalla o un paño de queso. Siempre se puede fijar la tela con una cinta elástica o un cordel.
  • Deje el frasco en la encimera de su cocina durante al menos 3 a 5 días a temperatura ambiente. Compruébelo diariamente y elimine cualquier espuma que se forme en la parte superior.

Usted sabrá que su kvass de remolacha está listo cuando tenga un color rojo intenso, y comenzará a ver burbujas brillantes a lo largo de la parte superior del líquido.

Retire el paño y vuelva a colocarlo con la tapa. Cierre bien la tapa y guarde el frasco en su refrigerador para que pueda seguir fermentando.

Una vez que el tónico esté listo, puede consumir entre 12 y 15 cl dos veces al día, para limpiar su sistema y restaurar la regularidad de sus heces.

El kvass de remolacha es fácil de hacer y es una de las formas más rápidas de curar su cuerpo. Si está listo para mejorar su salud y limpiar su hígado y riñones mientras restaura su salud digestiva, comience a hacer su propio kvass de remolacha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *