Cicuta grande

Cicuta grande – Conium maculatum

Umbelífero – Perejil falso, perejil silvestre, perejil bastardo.

Descripción

Planta herbácea que crece de 30 a 150 cm de altura, de la familia de las umbelíferas. Su tallo es hueco y finamente estriado. El gran cigüeñal está muy extendido y difiere de las otras plantas de la misma familia botánica -los Umbelifers- a las que se asemeja: angélica, perejil, apio e incluso zanahorias silvestres. Hay una serie de detalles que pueden ayudar a identificarlo:

  • La parte inferior del tallo del gran cigüeñal tiene manchas rojizas o moradas.
  • Las hojas son grandes y brillantes y muy divididas.
  • Las flores son blancas y se agrupan en umbelas irregulares de 10 a 20 rayos.
  • El fruto es ovalado, de unos 3 mm, de color marrón verdoso y surcado con pliegues.
  • Toda la planta desprende un olor desagradable a orina.
  • Piezas utilizadas: fruta.

Hábitat

Crece espontáneamente en Europa y América. Es abundante en lugares frescos y húmedos, en las orillas de los ríos y a lo largo de las carreteras.

Propiedades e indicaciones

Todas las partes de la planta, especialmente el fruto, contienen varios alcaloides (conina, conhidrina y pseudoconhidrina), así como un aceite esencial y glucósidos flavónicos y cumarínicos. La conina es el ingrediente activo más importante del gran cigarro, que está presente en un 2% en las frutas y un 0,5% en las hojas.

Se absorbe tanto por vía oral como a través de la piel, a través de la cual penetra fácilmente. Los alcaloides son sustancias vegetales de reacción alcalina. Sus moléculas son complejas y están formadas por carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno. Sus efectos farmacológicos son muy marcados, y con dosis bajas ya se producen efectos tóxicos. En dosis terapéuticas, la conina y los alcaloides restantes del gran cigarro tienen un marcado efecto sedante, analgésico y anestésico local. La cicuta se ha utilizado con éxito para calmar las tensiones:

  • Dolor insoportable, como el causado por el cáncer.
  • Dolor persistente, como el causado por la neuralgia.

Hoy en día, aunque disponemos de otros analgésicos potentes y seguros, también se puede utilizar, pero siempre bajo supervisión médica, y en dosis precisas, para evitar efectos tóxicos.

Uso del sistema

En polvo: los frutos secos de cicuta se muelen en polvo, que se disuelve en agua; la dosis máxima tolerable para los adultos es de 1 gramo de fruta al día, dividido en 4 dosis de 0,25 gramos cada una.

Para uso externo, se utiliza como ungüento que se prepara con 1 gramo de fruta triturada para 9 gramos de disolvente graso. Se utiliza como anestésico local en casos de neuralgia y dolor severo. Tenga siempre en cuenta que la conina es absorbida por la piel.

Intoxicación por cicuta

La conina tiene una estructura química y efectos similares a los de otro alcaloide: la nicotina, presente en el tabaco. Ambos alcaloides actúan sobre el sistema nervioso vegetativo, primero excitándolo y luego deprimiéndolo.

En promedio, dos horas después de ingerir una dosis tóxica de conina, hay quemaduras en la boca, dificultad para tragar, náuseas, pupilas dilatadas y debilidad en las piernas.

Si la dosis es mayor, hay parálisis muscular (como la producida por el curare) y muerte por paro respiratorio y asfixia. A pesar de todo, la conciencia no se pierde y la lucidez mental se mantiene hasta el último momento. Por eso los griegos eligieron este método para matar a los condenados a muerte.

Tratamiento de la intoxicación

Tan pronto como se sospeche la posibilidad de ingestión de cicuta, se debe inducir el vómito y, si es posible, se debe realizar un lavado estomacal rápido. Administrar purgante y carbón. Dar respiración artificial boca a boca si la persona intoxicada tiene dificultad para respirar. Es necesario proceder al traslado urgente de la persona intoxicada al hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes