Los mejores Remedios caseros para callos

Las callosidades son capas de piel muy gruesa que se endurece, mayormente aparecen en los pies, y esto se debe al poco cuidado que se le otorga a los mismos. Su aparición se debe por calzados muy ajustados, el roce con los calcetines o la falta de hidratación. Pueden llegar a ser muy molestos a la hora de caminar, pero por suerte existen múltiples remedios para callos, y muchos de ellos se pueden realizar desde la comodidad del hogar.

4 Remedios para callos caseros


remedios para callosTener callos en los pies puede llegar a ser muy doloroso e insoportable si no es tratado rápidamente, y la incomodidad no desaparece ni con los zapatos más cómodos. Estos son algunos de los mejores tratamientos que sirven para tratar los hongos:

1. Receta de cebolla

Para  usar este método solo se necesita meda cebolla, esta se debe frotar por la parte interna muy suavemente en la zona afectada, se pueden colocar unos calcetines para evitar ensuciar el colchón y las sabanas. No es necesario que se enjuague, pero sí que se repita todas las noches antes de dormir. Es muy importante que los jugos de la cebolla penetren bien en la piel, para que el efecto sea mayor.

2. Receta de ajo

Realizar esta receta es muy sencillo, se necesita un diente de ajo pelado y una cucharada sopera de aceite de oliva. Se debe hacer una mezcla con ambos ingredientes, y aplicarla en la zona afectada, luego cubrir con una gasa o venda, dejando que actué durante toda la noche. Esto se debe repetir todos los días hasta conseguir que el callo desaparezca.

3. Receta de manzanilla

Esta receta muy sencilla, solo se debe realizar una infusión en un litro de agua con cuatro cucharadas grandes de manzanilla, una vez que esté lista se deja tapada por media hora para luego introducir el pie donde se tiene la callosidad. Esto se encarga de suavizarla y luego se podrá pasar una piedra pómez, después de haber eliminado el endurecimiento se aplica un poco de crema humectante para terminar todo.

4. Receta de bicarbonato

El bicarbonato es conocido por ser multifuncional, y en el caso de los callos también es un excelente remedio. Se deben mezclar dos cucharadas pequeñas de bicarbonato de sodio en una cucharada sopera de agua tibia, se creara una pasta espesa que se debe aplicar en el área afectada del pie con movimientos suaves y circulares, y se deja actuar por veinte minutos para luego retirar con un poco de agua tibia. Cuando se haya puesto suave la piel, se pasa una piedra pómez, y por último se debe humectar bien todo el pie.

Tener callos en los pies es realmente incomodo, y no solo por la parte estética, especialmente para aquellos que tienen trabajos en los que deben estar de pie durante horas. Por eso es importante mantener esta parte del cuerpo bien humectada, y darle el cuidado que merece. Una buena forma de prevenir la aparición de endurecimientos en los pies, es exfoliarlos constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *