Alkékenge

Alkékenge – Physalis alkekengi

Solanées – Coqueret, Madonneto, Amor en una jaula, Linterna japonesa

Historia

Joseph Pitton de Tournefort (1656-1708) creó un género con un nombre árabe reportado por Mattioli; su nombre, sin embargo, no le siguió, ya que Linné, en 1753, construyó la pareja científica definitiva, que aún hoy se utiliza, refiriéndose al nombre árabe de la especie y ya no al género. Así, Linneo, en 1737, utilizó el término griego «fusalis» = lleno de aire, inflado y, de manera traducida, «vejiga», en clara referencia al envoltorio que rodea al fruto.

El término «alkekengi», que apareció en francés en el siglo XIV, deriva de la antigua palabra francesa «alquequange» o «alcacange», que deriva del árabe al-kakang. Estrictamente hablando, significa «la linterna china». También se le llama: «linterna china», «chichingero», «globo», «cereza de invierno».

Curiosidad En Japón, sus semillas se utilizan como parte del Festival del Obon (Festival de los Faroles) como ofrendas para guiar las almas de los difuntos. También hay un mercado anual de flores, llamado «hozuki-ichi», que se celebra cada año en Asakusa los días 9 y 10 de julio. Su forma de globo lo ha hecho utilizable durante mucho tiempo como anticonceptivo en la antigüedad en Japón. Ya Dioscorides, Arnaldo da Villanava y Galeno han recomendado los frutos de Alkékengé como remedio para la retención de úrico.

Las bayas rojas del alkekenge o alquequenje son de un exquisito sabor agridulce, y hay quienes las almacenan en almíbar o vinagre. En algunos lugares, se elabora un vino fermentado a partir de alcornoques. Sin embargo, es preferible tomar las bayas directamente de esta planta, sin tener que mezclarlas con el vino.

Hábitat

Crece en Europa Central y del Sur, así como en las regiones templadas de América Central y del Sur. Es raro y prefiere los límites de los viñedos y los bosques.

Descripción

Planta de la familia de las Solanáceas, que crece hasta un metro de altura. Su fruto es una baya naranja o roja, del tamaño de una cereza, cubierta por un cáliz rojo escarlata que se hincha formando una especie de vejiga llamada «linterna».

Piezas utilizadas

Frutas (bayas)

Propiedades e indicaciones

Las bayas son muy ricas en vitamina C (más que el limón), así como en ácidos orgánicos (cítricos y málicos), caroteno (provitamina A), y muestran signos de alcaloides. Tienen propiedades diuréticas, depurativas y uricosúricas (aumentan la eliminación de ácido úrico). Son un buen remedio para los que sufren:

Litiasis urinaria: favorece la disolución de cálculos de sal úrica y la eliminación de grava. Evitan que los sedimentos urinarios se precipiten para formar nuevos cálculos.

Artritis por gota y ácido úrico: facilita la eliminación del ácido úrico (acción uricosúrica).

Uso del sistema

Bayas frescas o secas, 10 o 20 por la mañana, y el mismo número al mediodía. En decocción de 50 a 100 g de bayas por litro de agua, de los cuales se consumen de 3 a 4 tazas al día.

Polvo: Una vez secas, las bayas se muelen en polvo; se pueden tomar de 2 a 3 grs aproximadamente 3 veces al día.

Decocción: Hervir entre 15 y 20 bayas durante cinco minutos en un litro de agua; dejar reposar y enfriar; escurrir el líquido y endulzar a su gusto; beber un vaso por la mañana, obteniendo así un buen efecto purificante.

Vino: 200 gr de bayas secas o 100 gr. de bayas y 100 gr de hojas secas se toman y maceran en un litro de vino blanco. Después de un período de maceración de una a dos semanas, durante el cual se retira todos los días, el líquido se filtra y se embotella. Es posible tomar una bebida después de las comidas principales, gracias a su efecto diurético.

Jarabe: A partir del 10% de extracto, se puede preparar un jarabe del que se tomará una cucharada grande, tres veces al día.

Usos principales

Cólico renal

  • En decocción: 2 puñados de fruta por litro de agua, hervir durante 5 minutos. Beba dentro de las 24 horas.
  • En infusión: 20 g de hojas por 1 litro de agua hirviendo. Infundir durante 20 minutos. Beba 3 tazas al día.
  • Vino: Macerar durante 10 días, 30 g de tallos enteros (con hojas y bayas) en 1 litro de vino blanco. Pase. Bebe un poco todas las mañanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *