17 virtudes del caldo de hueso

Las ventajas del caldo óseo y cómo hacerlo usted mismo….

El caldo de hueso tiene una larga historia y se remonta a la prehistoria, cuando los cazadores no tenían nada que comer, es fácil imaginar que después de la fiesta del pescado o de la carne de ave asada a la parrilla en la estufa y despojados de la mayor parte de su carne, se convirtieron en la producción de un caldo sano, con cabezas, colas, garras y pezuñas……

Aunque al principio fue más por necesidad que por cualquier otra cosa, la un caldo de huesos altamente nutritivo no sólo ayuda a satisfacer el hambre.

Beneficios que han sido reconocidos durante siglos en todos los países del mundo

El renovado interés por el caldo óseo en los últimos años es alentador, porque es un excelente alimento para el cuerpo y la mente. No es de extrañar que el la diversidad de culturas alrededor del mundo han tenido sus propias versiones de la caldo de hueso, ya sea un caldo claro a la francesa o un caldo claro a la francesa

Garudhiya pescado de las Maldivas o caldo de carne de res más grueso y cremoso tonkotsu coreano y japonés hecho de huesos de cerdo.

El caldo es cualquier líquido en el que se cocina la carne o el pescado, mientras que el líquido obtenido de la cocción prolongada de los huesos es llamado salsa base en el lenguaje culinario. Sin embargo, esta distinción fue bastante bien en la cocina de casa. Los viejos libros de cocina los tienen testimonio. Un caldo de hueso estaba idealmente compuesto de huesos grandes carnoso con trozos de carne y cartílago. Se agradeció como bebida clara y como base para muchos curries y otros platos culinaria.

Nuestras abuelas tenían razón cuando insistieron en servirnos algo de caldo para la cena. Huesos y cartílagos, al hervirlos durante varias horas liberan una serie de minerales, ácidos y proteínas estructurales como el colágeno. Al suministro regular de estos nutrientes puede mantener nuestro cuerpo en buen estado de salud y ayudar a protegerse de las enfermedades. Éstos son algunos de ellos beneficios para la salud del caldo óseo que pueden alentarlo a hacerlo y disfrutar de sus beneficios.

1. Fortalece los huesos

Qué tipo de alimento podría ser el más adecuado para la salud ósea que el caldo de hueso que contiene todo lo necesario para prevenir la degradación de huesos y cartílagos. Cuando pensamos en la salud ósea, pensamos en ella como principalmente calcio y fósforo, pero proteína de colágeno es igualmente importante. Constituye la parte esencial del hueso y es proporciona resistencia a la tracción y flexibilidad.

Con mucha frecuencia, el deterioro óseo es el resultado de la descomposición del colágeno en lugar de deficiencia de minerales. Envejecimiento y trastornos como la resistencia a la insulina y la diabetes afectan negativamente la producción de colágeno por el cuerpo, lo que conduce a los huesos débil y frágil. Colágeno presente de forma natural en el caldo óseo puede contrarrestar una deficiencia de colágeno y mantener la flexibilidad de su hueso blando y los hacen más resistentes a la rotura.

2. Mantiene las articulaciones sanas

Las personas con osteoartritis reportan un alivio significativo de síntomas dejando el café o el té fuera del caldo de huesos. Por otro lado, se sabe que el café y el alcohol exacerban la hinchazón y el dolor, la rigidez de las articulaciones porque aumentan la inflamación. Cafeína en las bebidas es particularmente molesto, ya que bloquea los receptores de adenosina, que interrumpen el proceso de regulación de la inflamación por el organismo.

La osteoartritis se trata clínicamente con suplementos de sulfato de condroitina y gelatina, pero estas mismas sustancias se encuentran en profusión en el caldo de huesos. Además, la mayoría de los suplementos disponibles en el mercado son de calidad inferior, lo que hace que su propio caldo de hueso la mejor manera de asegurar un suministro de estas sustancias para aliviar los síntomas de la artritis.

3. Promueve la reparación y regeneración de los tejidos

Como se mencionó anteriormente, el colágeno es una proteína de estructura. De hecho, es el más común, ya que representa entre el 25 y el 35% de los el contenido total de proteínas del cuerpo. No está presente sólo en hueso y cartílago, pero en la piel, los vasos sanguíneos y en cada órgano del cuerpo.

Todas estas células y tejidos del cuerpo necesitan ser reparados y de renovación permanente por división celular. Por estas razones, la necesidad de colágeno del cuerpo es bastante alta. Aunque el colágeno de huesos y cartílagos se descomponen durante la cocción, la gelatina contiene todas las sustancias necesarias para la formación de un nuevo colágeno. El caldo de hueso ayuda a acelerar la cicatrización y resolución de lesiones internas, ya que es una excelente fuente de componentes de colágeno.

4. Contrarresta las carencias minerales

El caldo de hueso es una mina de minerales porque el hueso desmineraliza durante el proceso de cocción. Este proceso se acelera con la adición de una pequeña cantidad de vino o vinagre durante la cocción. El caldo de hueso es particularmente rica en calcio y fósforo, las principales fuentes de calcio y fósforo.

Hay otros productos alimenticios, leche y otros productos lácteos, que puede contener más calcio que el caldo de huesos. Sin embargo, el la biodisponibilidad de los minerales es mayor en el caso de los caldos porque vienen directamente del hueso. Están en la forma en que el cuerpo puede absorber más fácilmente.

El magnesio y el potasio son otros dos minerales importantes que puedes conseguir de todo, desde caldo de pollo y hueso de res como un caldo de pescado puede proporcionar más suplementos de yodo.

5. Mejora la inmunidad

El caldo de hueso se da tradicionalmente a los niños y a las personas para mejorar la resistencia y aumentar su resistencia a enfermedades infecciosas. Es un excelente tónico para mantenerte en forma la salud durante la temporada de gripe. Usted puede agregar hierbas que fortalecer la inmunidad como el jengibre, la cúrcuma y el astrágalo a caldo de hueso para hacerlo aún mejor y más impecable.

6. Reduce la inflamación

La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a una lesión, pero la inflamación crónica puede llevar a muchas enfermedades condiciones patológicas como la diabetes y la artritis. Lata de caldo de hueso reducir la inflamación, ya que contiene muchos aminoácidos antiinflamatorios. Entre ellos, la arginina merece una mención especial, ya que se utiliza clínicamente para el tratamiento de la inflamación generalizada.

7. Ayuda a la digestión

El caldo de hueso «cura» el sistema digestivo, porque el proceso de cocción ya hace tiempo que descompone las proteínas complejas y las moléculas de grasa en sus elementos más simples. La gelatina obtenida favorece la formación de colágeno y rápida cicatrización de la pared intestinal dañada. Es particularmente útil para personas con úlceras pépticas y enfermedad de Crohn.

El caldo de hueso aumenta el apetito y la absorción de nutrientes a través de glicina, un aminoácido que es un componente de muchos tipos de proteínas. De hecho, se utiliza en algunos medicamentos para mejorar su absorción.

8. Alivia las enfermedades autoinmunes

El síndrome de filtración intestinal (entender la hiperpermeabilidad intestinal) es considerada como una de las principales causas de enfermedades autoinmunes. Se desencadenan cuando la pared intestinal está las partículas dañadas y los alimentos pasan a través de la circulación sangre. El cuerpo toma estos cuerpos extraños en busca de toxinas y responde de la siguiente manera desencadenando un ataque inmunológico que está mal dirigido hacia el nuestro.

Un aminoácido llamado glutamina contenido en el caldo óseo tiene una medidas correctoras en la pared intestinal dañada, que impiden la entrada de toxinas alimenticias en el torrente sanguíneo. Ha habido muchos casos en los que las condiciones autoinmunes se han revertido tomando del caldo de huesos regularmente.

9. El caldo de hueso tiene un efecto calmante

La osteocalcina es una hormona que puede reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo. Un efecto similar también viene de la glicina. De hecho, es el aminoácido más pequeño, el proteinógeno, esta molécula de glicina juega un papel como neurotransmisor.

Sin sorpresa, se encuentra en abundancia en un caldo de hueso, lo que lo convierte en una excelente comida reconfortante para comer cuando se tiene el blues.

10. Aumenta la fertilidad masculina

La osteocalcina es una hormona producida por las células óseas. Ella tiene efecto regulador sobre el sistema endocrino, lo que incluye la mejora de la función del páncreas y los testículos. Aumenta la secreción insulina y la hormona masculina, la testosterona. Convierta el caldo de hueso en un

11. Regula los desequilibrios hormonales en las mujeres

El caldo de hueso también es bueno para la salud reproductiva de las mujeres, pero la gelatina juega un papel importante aquí. Se sabe que tiene un efecto equilibrio sobre el estrógeno, la regulación de su producción siempre que necesario. Las contracciones uterinas están reguladas por el magnesio y calcio que previenen los cólicos menstruales dolorosos.

12. Ayuda a mejorar el sueño

Hay amplia evidencia anecdótica de que beber un trago taza de caldo de hueso garantiza un sueño reparador. Ahora, sólidamente apoyada por la ciencia. Con su alto contenido de glicina, el caldo de hueso es por lo tanto una excelente pastilla para dormir. Investigación sobre el efecto de la suplementación de glicina mostró que tomar una dosis de 3 gramos puede mejorar la calidad del sueño.

El aminoácido se difunde en el cerebro y baja la temperatura corporal e inhibe la actividad muscular, lo que facilita el sueño. Si los pensamientos incontrolables lo mantienen despierto, una dosis de La terapia con glicina colocada debajo de la lengua puede ayudarlo. Si usted ha sido privado de sueño, también puede evitar que usted se sienta cansado a la mañana siguiente.

Se sabe que la glicina (molécula) aumenta los niveles de serotonina sin afectar los niveles de dopamina. Esta acción selectiva sobre el los neurotransmisores pueden ayudar a regular el ritmo circadiano.

13. Caldo de hueso: una fuente de proteínas de calidad

El caldo de hueso es una excelente fuente de proteínas de calidad que el cuerpo puede usar directamente. Es particularmente beneficioso para personas con mayores necesidades de proteínas. Esto incluye lo siguiente atletas y culturistas, mujeres embarazadas y madres lactantes, y aquellos que se están recuperando de enfermedades y lesiones debilitantes serias. Además de ser rico en minerales, contiene muchos ácidos aminoácidos esenciales y no esenciales que el cuerpo necesita para la rápida construcción y reparación de la masa ósea y muscular.

14. Protege contra la anemia

No tener exceso de glóbulos rojos o hemoglobina reduce la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre. La anemia resultante afecta más de un cuarto de la población mundial. Los niños pequeños corren un mayor riesgo con casi la mitad de los escolares anémicos en los países en desarrollo.

Los suplementos de hierro generalmente se recetan para tratar esta afección pero los problemas con la absorción de hierro por el intestino hacen que el que a menudo es menos perfecto.

Los alimentos saludables, ricos en hierro y otros minerales son los mejores para la lucha contra la anemia. Ya que la médula ósea es el lugar donde se forman las células sanguíneas, el caldo óseo contiene todas las sustancias necesarias para la fabricación de glóbulos rojos.

15. Protección contra los calambres musculares

Los calambres en las piernas son una queja común de deportistas, pero no son infrecuentes en otros. Algunos de ellos las personas experimentan estos espasmos musculares dolorosos durante y después de de actividades extenuantes como nadar y correr, mientras que otros los atrapan en medio de la noche en reposo. Entre los muchos causa calambres musculares, agotamiento de minerales como el potasio, el magnesio y el calcio son los más comunes.

Rico en estos minerales, especialmente calcio y magnesio, el caldo es una excelente bebida deportiva para que los deportistas repongan el electrolitos perdidos por la transpiración. Beba una taza antes y después de un sesión de entrenamiento y antes de acostarse puede protegerlo de calambres dolorosos.

16. Para la salud del cabello, la piel y las uñas

Si su piel y cabello son opacos y sus uñas quebradizas, usted puede carecer de queratina, que es una proteína con una estructura similar a la de la colágeno en la piel y los huesos. El caldo de hueso rico en aminoácidos puede proporcionar los elementos básicos de la queratina y fortalecer las uñas y las uñas pelo.

La gelatina natural siempre se ha utilizado externamente como acondicionador para el cabello y para espesarlo, pero probablemente puede hacer mucho más, si se toma internamente.

17. Complemento alimenticio anti-edad

Los chinos siempre han apreciado el caldo de huesos como tónico antienvejecimiento. De nuevo, se sospecha que el aminoácido glicina es responsable del efecto antienvejecimiento. En estudios de laboratorio se ha demostrado que esta molécula tiene el potencial de revertir algunos defectos relacionados con la edad en las células del tejido conectivo llamadas broblastos.

¿Cómo se hace un caldo de hueso?

Compra tu carne a tu carnicero local, puedes conseguir huesos de elección para hacer tu caldo de huesos. Hoy en día, es mejor de las granjas orgánicas locales. Trata de llegar desde huesos grandes como los del muslo y la pantorrilla, con mucha médula ósea.

Pídale a su carnicero que los corte en trozos pequeños. Usted puede usar también ciertas articulaciones con mucho tejido cartilaginoso como el cuello y la cola o las patas.

El caldo se hace esencialmente hirviéndolo todo en una gran cantidad de agua. Debe añadir un agente acidificante como el vino o vinagre en el agua para ayudar a extraer tantos minerales como sea posible contenida en los huesos. Incluir verduras y hierbas para mejorar la calidad de vida de las personas.

He aquí una receta simple para un sabroso caldo de hueso

Ingredientes

  • 2 Kg de hueso orgánico, carne de vacuno alimentada con hierba/vaca
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharada de sal marina
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 zanahoria picada
  • 1 cebolla, picada
  • 1 tallo de apio picado
  • 1 manojo de perejil picado

Preparación

Asar los huesos en una fuente grande durante media hora en el horno. Espolvorear los huesos asados con vinagre y reservar durante media hora más. Pasar los huesos a una olla de cocción lenta y añadir todos los demás.

Ingredientes.

Vierta 1 litro de agua sobre él y caliente a fuego alto hasta que el agua fin.

Reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento a temperatura mínima.

Elimine la espuma que se forma en la superficie.

Continúe cocinando el caldo durante 2 días, agregando agua si necesario.

Filtrar el líquido y ajustar el condimento a su gusto.

Guarde el caldo en frascos de vidrio

El caldo tiene gérmenes debido a su alto contenido de gelatina. No hay es necesario eliminar la grasa que se solidifica arriba. Es parte de las cosas buenas en el caldo de huesos. Luego calentar la cantidad necesaria para una bebida. Usar en lugar de otras bebidas.

Comience el día con una taza de caldo caliente o haga uno antes de irte a la cama. Puedes usarlo para extender tus sopas y salsas, puedes contármelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *